La mejor cara del Naranco

 

Hacía dieciséis años que la Vuelta a España no finalizaba en El Naranco. El último ciclista en dejar su nombre escrito en la cima ovetense fue Chente García Acosta. Ayer, un catalán, Purito Rodríguez atacó con fuerza en la recta final y dejó, con su triunfo, su sello personal al cruzar el primero la línea de meta. «Me hace mucha ilusión ganar en una cima mítica como El Naranco», reconocía.

Deportes, Ciclismo | Vuelta a España
La nueva España
Sábado, 14 de septiembre de 2013
Oviedo, Pablo Antuña

El día acompañó. El sol lució durante toda la jornada y el público se volcó. Los 6,3 kilómetros de la ascensión contaron con gente animando desde las cunetas. El público asturiano, de todos los puntos de la región, fue la tónica predominante, pero sin olvidar la presencia internacional de amantes de la bicicleta de países como Brasil, Colombia, Argentina y Uruguay.

Que el día estuviera despejado también contribuyó mucho a la presencia de público y a proyectar una bonita imagen de la capital asturiana.

Acostumbrados a que la niebla y la lluvia predomine en las etapas con final en la montaña asturiana, ayer el sol provocó que se pudiera apreciar el paisaje, pero que más de un corredor, pese a que se trataba de una distancia corta, llegase exhausto por el calor a la meta.

Numerosos ciclistas aficionados ascendieron por las rampas de la cima ovetense durante toda la jornada. Otros lo hicieron caminando y otros simplemente quisieron apreciar la belleza de la competición. Como el caso de Leandro y Débora Vivo. Llegaron desde Sao Paulo esta misma semana a Asturias para disfrutar de la Vuelta a España y sentir la pasión del ciclismo. «Estamos en un país en el que no hay tanta divulgación de este deporte. Esperamos que se vaya transmitiendo poco a poco. Nos gusta mucho el Euskaltel, el nuevo equipo de Fernando Alonso», reconocían.

Durante la subida el público asturiano se volcó con su paisano. Samuel Sánchez, el único ciclista de la región en la ronda. Lo intentó y casi lo consigue, pero llegó a meta en cuarta posición. Se ganó los aplausos y alguna que otra pancarta de apoyo como la que portaban los infantiles del Oviedo. Y es que para el ciclista también era día especial, ya que volvía a su ciudad en una prueba seis años después.

El Naranco volvió a disfrutar, con sus mejores galas, de la Vuelta Ciclista a España. Casualidades o no, la decimotercera ascensión a este puerto de montaña se celebró el día trece del mes de septiembre. Y demostrando que quiere repetir y que no tengan que pasar otros dieciséis años para que vuelva una prueba que llegó a tener ocho finales de etapa consecutivos en la década de los noventa, entre 1990 y 1997.

Emotivo homenaje a El Tarangu

Una vez finalizada la etapa, se procedió a la inauguración del monolito de homenaje a José Manuel Fuente, "El Tarangu". El acto contó con la presencia de autoridades como el alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo y el consejero de Sanidad, Faustino Blanco, además de varios familiares del Tarangu, su viuda, María Elena, su hija Arancha y sus Hermanos María Jesús y Falo, así como los ex corredores González Linares, Antonio Menéndez y Luis Alberto Ordiales, junto con el director General de la Vuelta, Javier Guillén y la directora de la Vuelta a Asturias, Cristina Álvarez.

Artículo: La mejor cara del Naranco en La nueva España

Archivo original