10 Reflexiones

 

1

Desde 1970 hasta 1975, han sido cinco años de experiencias, de viajes, de vida intensa. Profesionalmente he hecho cosas buenas. No sé hasta que punto habré llegado a la cima, pero estoy satisfecho. No he sido un corredor que me muriera por conseguir una victoria, más bien me alegraba cuando la lograba el equipo o un compañero. Han sido cinco años positivos para mi, humanamente hablando.

2

Es curioso, pero el triunfo que más satisfacción me ha causado en toda mi carrera ha sido el de un compañero. Fue en 1973, cuando Perurena ganó el Campeonato de España de Fondo en Carretera en Montjuich. Veníamos de la Vuelta a Suiza que yo gané gracias a su colaboración. Le prometí que le ayudaría aquí. Fue muy duro, me vacié para que se lo llevara y al final lo consiguió.

3

Siempre existe en la vida anhelos que no puedes conseguir. Esto me ocurrió a mi en el “Giro”. Lo que más me duele es no haber ganado un “Giro”. En dos ocasiones he estado a punto, pero al final se me ha escapado por los pelos, me falto suerte, inteligencia, no lo sé bien. La cuestión es que algo que encuentro a faltar cuando miro atrás.

4

No tengo un recuerdo particularmente majo. He visto malos momentos, como todo el mundo me imagino, pero procuro olvidarlos así que puedo. Quizá lo único que ha dejado en mi mal sabor de boca han sido todas esas personas que abundan en el mundo del ciclismo y que actúan de mala fe, con dobles intenciones. A mi me gustan las cosas limpias, sin complicaciones. He tenido más de un disgusto por esta causa.

5

Es precisamente por la amistad por lo que siento más tener que dejar la profesión, lo que más añoraré. No podré olvidar fácilmente la camaradería que reina entre los ciclistas. Es una profesión muy dura y eso une a los corredores. Creo que merece la pena vivir muchos momentos diferentes. Es precisamente lo que mantiene la ilusión.

6

Si volviera a nacer no se si escogería esta profesión. Como todas, tiene cosas buenas y malas. Enseña mucho, te das cuenta de que la universidad no son los libros, sino la vida. Si un hijo mio no quisiera ser corredor ni lo alentaría ni se lo impediría, me limitaría a ayudarle al máximo sin coacciones.

7

A un muchacho que empieza, le diría que hiciera un esfuerzo de voluntad. Que no pensara tan sólo en la bicicleta, es un veneno, pero debes actuar con la cabeza. Le diría que pensara que va a escoger una profesión muy dura, no todo es bonito en el ciclismo. Si a pesar de ello se mantuviera decidido, le aconsejaría que se dedicara de lleno, a rajatabla, porque sino, no llegará nunca a nada.

8

He tenidos muchos y muy buenos rivales, sin embargo, los más importantes han sido Merckx y Ocaña. El belga es un gran corredor, el mejor. En cuanto al conquense ha debido luchar con él mismo sobre todo en España. Han sido dos extraordinarios contrincantes.

9

No me asusta en absoluto el futuro, ya no soy ningún niño a mis treinta años. Además tan desconocido era para mi el mundo de las bicicletas cuando comencé como el de los negocios ahora. De momento, voy a poner una tienda de bicicletas en Oviedo, después veré si acepto una representación de material deportivo italiano que me han ofrecido.

10

En la pasada edición de la Vuelta a España. Una firma de tabaco me ofreció una suma millonaria para anunciar su producto. Estuve a punto de aceptar, pero al final renuncié. Me negué a colaborar con algo que consideraba perjudicial para la gente. No quería que por verme a mí, algún niño empezara a fumar.

Archivo original