Fuente Regresa al pelotón

 

La Bici, 1998

El asturiano leyenda viva del ciclismo español, dirigirá al nuevo profesional Clas.

“Nunca me consideré un superdotado. Llegué arriba a base de narices...!

Cuando se cumplen trece años de que dejara el ciclismo profesional José Manuel Fuente regresa al pelotón. “El Tarangu”, dos veces ganador de la Vuelta a España y, junto a Ocaña, el hombre que más hizo sufrir al mítico Eddie Merckx, debuta como director deportivo en la categoría de profesionales dirigiendo al CLAS, el equipo señor del campo aficionado en los últimos años. Para Fuente se presenta una temporada de arduo trabajo, ya que el equipo asturiano como el propio José Manuel, ha confiado en la juventud para esto año de estreno en la categoría máxima del ciclismo. Le espera la labor de <> para llevar por el <> del éxito a este grupo de jóvenes ciclistas (hasta once neo-profesionales), de los que se dice que tienen un porvenir inmejorable en <> de darle a los pedales. El español que más cerca ha estado de ganar el Giro de Italia se enfrenta a nuevas situaciones, a nuevas experiencias dentro de un <> del que es viejo conocido. Los que le conocen saben muy bien que ese genio, esa garra de que siempre hizo orgullo en la carretera no ha podido desaparecer. Desde el volante de su coche y, a través de las acciones de sus corredores, a buen seguro que hará temblar a más de uno. Con fuente regresa la genialidad, la intuición, el triunfo del amor propio, la honradez, el esfuerzo y el espectáculo. Fuente uno y no más.

Especialista en "pájaras"

Una década después de que se hiciera famoso como ciclista, se ha convertido en una leyenda de este sufrido deporte. Ahora, cuando su etapa de ciclista ha quedado para el recuerdo -grato recuerdo – de los aficionados y está a punto a comenzar su trabajo como director del CLAS profesional, sigue agradecido a aquellos que le metieron en el ciclismo, deporte que ha terminado siendo su vida.

-Al ciclismo llegué por casualidad. Un amigo de Colloto, un pueblo de Asturias, Paco Cubillas salía en bicicleta, y comencé a acompañarle. Luego él se retiró, y yo seguí ya que de pronto me enamore del ciclismo.

-¿Que personas te ayudaron más en esos primeros años?

-Recuerdo a mucha gente que me ayudó a abrirme camino en el ciclismo. José Ramón González, "Carretillo", me apoyó cuando era amateur, y me facilitaba el material, que era algo imprescindible. También recuerdo con cariño al doctor Eduardo Préstamos, que convenció a mis padres para que me dejaran correr. Era inválido y yo iba todos los días a verle. Veíamos en la televisión las carreras. Era la época de Bahamontes y Anquetil. Desgraciadamente no pudo verme correr con los profesionales ya que falleció.

-Siempre se ha dicho que Fuente estuvo a punto de dejar el ciclismo ya que no ganaba para comer...

-No es cierto. En mi casa nunca faltaba para comer. Yo trabajaba como metalista, ya que por entonces nadie ganaba para comer con la bicicleta. Lo que sucedió es que un día el jefe del taller, molesto porque yo lo compaginaba con el ciclismo, me dio a elegir entre la bici y el trabajo en el taller. Ese día me decidí a ser ciclista.

-¿Cuando te diste cuenta de que habías nacido para ser una 'estrella' del ciclismo?

-Nunca. No fui un superdotado. Salí a base de sacrificio y de echarle 'huevos' al asunto. Fue una cuestión de constancia. Había otros mejores que yo, pero fuera por mis grandes 'pájaras' o por las escapadas conseguí darme a conocer. Salir del anonimato es algo fundamental. No se puede nadar y guardar la ropa. O te arriesgas o te quedas a mitad de camino.

Fuente salta con su peculiar estilo del pelotón. "Pachi" Gabica atienda al Tarangu en una de sus pájaras. Giro 1974, en la tercera etapa consigue la maglia rosa.

"Nunca cometeré el error de exigir a un corredor como si fuese Fuente"

"No gané el Giro por no ser italiano"

Fuente pasa a profesionales en 1970, y pasar de ser un amateur desconocido a pretendido por el KAS, uno de los mejores equipo del mundo. El asturiano destaca por su facilidad en la escalada, y termina decimosexto la Vuelta a España y primer debutante. El recuerda su paso por el equipo Karpy como 'un puente hacia la fama'.

-El Karpy significó para mí la oportunidad de poder pasar a un equipo grande. Yo me propuse "o triunfo o me retiro". Entonces cobraba 4.000 pesetas al mes y 7 pesetas por kilómetro que hacía. Fui uno de los "corredores-taxi". Y con este "dineral" teníamos que pagarnos el material.

-Luego llegaría tu etapa en Kas, cinco años fructíferos, pero tas los cuales ibas a tener que poner punto final, tempranamente, a tu carrera deportiva.

-Kas fue decisivo en mi vida, pude entrar en un equipo super-organizado, y que daba la posibilidad de competir internacionalmente a gran escala. En Kas pasé de todo. Por supuesto que hubo satisfacciones, grandes victorias, pero también estuve fuera del equipo varias veces. Para el patrón, D. Luis Knorr yo era como un hijo, iba a despedirme y recibirme a la estación, y quería que fuese el novio de su hija. Hasta que un día, sin motivos, me dio una patada en el culo. Luego los compañeros me miraban mal, y es que en el Kas se inventaron cosas contra mí. Más tarde llegó la enfermedad y todo se acabó.

-¿No te arrepientes hoy de nada de o que hiciste en tu trayectoria deportiva?

-Rotundamente no. Tuve errores como humano que soy, pero siempre actué con honradez. Mi conciencia quedó limpia, ya que nunca hice nada a mala fe.

-¿Te consieras un D. Pelayo del ciclismo, un corredor indomable?

-Al principio de mi carrera deportiva quizá si lo fuese, pero luego acepté órdenes y consejos de mis directores. Pienso que fui bastante dócil y ayudé a los compañeros. Nunca ejercí de jefe de filas. Tal vez debería haber sido más egoísta. ¿Donde hay patrón no manda marinero? So, pero un consejo de un marinero sabio siempre es bueno.

-¿Que era lo mejor y lo peor de Fuente como ciclista?

-Lo mejor es que era un luchador. Quería ser ciclista y lo logré. Subí demasiado rápido, y al competir con lo mejor del mundo lo normal es que te ganen. Ocaña y yo tuvimos la suerte o la desgracia de coincidir con Merckx. Sin ellos podría haber conseguido un palmarés más brillante. Lo peor pienso que fue que era demasiado fogoso. Pero hay que entender que toda mi carrera se desarrolló en tres años y siendo candidato a ganar quizá corrí demasiado y con entrega total. Ahora me doy cuenta de que hice algunas locuras. Si hubiera continuado alguna temporada más habría actuado de otra manera en la carretera.

Ahora ganan una "carrerita" y ya son figuras

Con el maillot empapado y la mirada perdida por el esfuerzo. Fuente se presenta vencedor en solitario en Monte Gendroso. Era la decimosexta etapa del Giro en 1974.

-¿Por qué derrotas sufriste más amargura?

-En primer lugar por las del Giro de Italia. Eramos muy quijotes por entonces. Las carreras no solo se ganan dando pedales. Fue una pena, porque si hubiéramos andado más listos dentro del pelotón, hubiera ganado el Giro. Si hubiese sido italiano difícilmente se me hubiese escapado. También me quedó amargura en el Tour del 73. La gente no comprendió que quería ganar. No era falta de patriotismo, defendía mi opción como hubiese hecho Ocaña. Mis compañeros perdieron mucho dinero al no querer yo venderme.

-Hay quien dice que fuiste un genio del ciclismo...

-No sé porque lo dirán. Lo único que hice fue jugármelo todo a una carta, la de luchar, y me salió bien. En aquella épica había que atacar muchas veces, ganar muchas carreras para sobresalir. Ahora con ganar una "carrerita" ya eres figura. Entonces había que batir a Merckx.

"No tengo miedo a fracasar como director. Confío en la juventud del Clas"

-¿Que es para Jose Manuel Fuente lo más duro del ciclismo?

-Sin lugar a dudas el entrenamiento. La carrera, por muy mal que se ponga, siempre tiene su compensación en premios y aplausos. Pero hay que tener en cuenta que la base del éxito es el entrenamiento. No hay otro camino para llegar arriba.

-Para terminar con tu épica de ciclista, ¿estás de acuerdo con aquellos que dicen que te hiciste famoso por los dos Giros de Italia que perdió, y no por las dos Vueltas a España que ganó?

- Hay que tener en cuenta que yo perdí frente a Merckx, que no era un cualquiera. Todos los corredores que se enfrentaron a Merckx, excepto Thevenet, en las grandes carreras por etapas perdieron. Es posible que con el tiempo se olviden mis "hazañas" en el Giro y sólo cuenten de mí que gané dos veces la Vuelta a España. El deporte en ocasiones es injusto, ya que para el primero queda la gloria y para el segundo el olvido.

Exigire seriedad

Una vez que abandonó el ciclismo profesional, y tras unos años de "desintoxicación" del ciclismo de competición, Fuente volvió a lo que es su vida, compaginando la dirección de un equipo amateur, el CLAS, y las labores de comentarista en una emisora de radio en la Vuelta a España. Además, José Manuel tiene una tienda de deportes en Oviedo, capital de la Asturias que el <> ayudó a hacer aún más famosa.

-¿Cómo resultó su experiencia radiofónica en Antena 3?

-Fue algo del todo positivo. Me ha enseñado a comprender muchas cosas. También he podido comprobar lo bien que se ven los toros desde la barrera. Una visión absolutamente diferente que desde la bicicleta.

-¿Tienes miedo a fracasar en la dirección del CLAS?

-No, estoy absolutamente tranquilo. Tengo la experiencia de cuatro años de amateur donde la Central Lechera Asturiana ha salido siempre a ganar, corriendo siempre como favoritos. Ahora la situación será radicalmente diferente. Pasamos de cabeza a cola. Gracias a esto, a la falta de presión, a la tranquilidad con la que vamos a trabajar, vamos a conseguir buenos resultados.

-Se dice que Ocaña fracasa como director deportivo porque quiere que los corredores se comporten y tengan actuaciones como las que el ciclista conquense realizó ¿No harás lo mismo?

-No sé si eso es lo que ha sucedido a Ocaña, pero lo que si puedo afirmar categóricamente es que a mi no me va a suceder. No lo he hecho en aficionados, y por supuesto ahora tampoco lo haré. Nunca se me ha pasado por la cabeza exigirle a un corredor como me exigía yo. Yo le pido al corredor según sus posibilidades.

-¿Que les pides a tus corredores antes de que comience la temporada?

-Gran parte de la plantilla ya me conoce como director, ya que han estado conmigo en aficionados. Yo lo que pido, y en esto no transijo, es seriedad. Los resultados pueden llegar o no, pero en seriedad y dedicación quiero que seamos los primeros. Para conseguir cosas se necesita sacrificio.

-¿Qué se ha propuesto Fuente en la temporada en que debuta en el campo profesional como director?

-Lo primordial es asentarse en la cateogoría. Hay que aprender, y para ello lo mejor es ver como hacen las cosas los demás. Hay que trabajar para echar unos buenos cimientos, bien sólidos, para hacer de CLAS un gran equipo en un futuro próximo.

Pedaleando al unísono con Eddy Merckx. El miedo del gran campeón por el asturiano se hizo patente en más de una ocasión.

Chico PEREZ.

Archivo original