Patio de Luces

 

Jose Manuel Fuente, Vencedor de la vuelta ciclista en 1972 y en 1974

"No tengo ninguna meta en mente"
“Yo no me río de nada. Río muy poco. Más bien, las cosas que ocurren son para llorar”

Jose Manuel Fuente, popularmente conocido como "El Tarangu", nació en Limanes (Siero) en 1945. Se inició en el ciclismo en el año 64 y en el 71 comenzó a competir como profesional. Ganador de dos ediciones de la Vuelta Ciclista a España, en el 72 y en el 74, fue el gran rival del monstruo Eddy Merckx en el Giro de Italia, donde fue rey de la montaña en cinco ocasiones. Actualmente posee una tienda de deportes.

¿SI...? / por Sandra Solis

-¿Que libro tiene sobre su mesita de noche?
- "La pasión turca", de Antonio Gala.

-Una canción con un recuerdo.
-"Dime xilguerín parleru"

-Una película que le guste y un porqué.
-No voy al cine.

-Un nombre de mujer.
-María Elena.

-¿Que ve en la televisión?
-Bastantes programas bazofia. !No hay otra cosa!

-Un rincón de Oviedo.
-La plaza del Paraguas.

-¿Sol o lluvia?
-Lluvia y de vez en cuando, sol. Justo lo que tenemos en Asturias.

-¿De que se siente más orgulloso?
-De ser sincero y honrado conmigo mismo y con mi prójimo.

-¿Que cambiaría en su vida si pudiera volver atrás?
-Ser más egoísta.

-Un deseo imposible.
-Ganar un Giro de Italia.

-Una meta a corto plazo.
-No tengo ninguna meta en mente.

-¿Que le gustaría comer hoy?
-Una buena fabada asturiana.

-Un lugar para vivir.
-Limanes.

-Es usted alcalde ¿que cambiaría en Oviedo?
-Es imposible que yo pueda ser alcalde de ningún sitio.

-Y usted ¿de que ser ríe?
-De nada. Río muy poco. Más bien, las cosas que ocurren son para llorar.

Pie de foto: “José Manuel fuente en la tienda de deportes de la que es propietario”

En Valgrande, su última victoria

¿Será esta su última "galopada" triunfal? Puede que sí. Puede que fuente se decida a dejar de una vez y para siempre su actividad como corredor ciclista. Al menos así pensaba el domingo apenas había cruzado en vencedor la meta establecida en la urbanización Valgrande. Y también cuando más tarde iba a iniciarse en el segundo sector de la tercera etapa.

-He sufrido una barbaridad y creo que no merece la pena tanto sacrificio, nos diría.

En fin, la cuestión es que José Manuel Fuente fue el vencedor en la urbanización Valgrande. En compañía de José Luis Viejo, José Manuel García Roxin y Juan Francisco del Alamo consiguió desprenderse del grupo principal de la carrera en las rampas de La Colladona, que había escalado en primera posición preciosamente Del Alamo.

Estos cuatro hombres aventajaban al pelotón en dos minutos y treinta segundos cuando cruzaron la meta volante de Moreda, que fue ganada por José Luis Viejo. En Mieres, la ventaja era de tres minutos y cuarenta segundos. Y en Figaredo, de cinco minutos y treinta segundos sobre el suizo Malter Muller, y de siete minutos sobre el pelotón. Esta meta volante, así como la de Pola de Lena, la ganó José Luis Viejo. Y en Puente de los Fierros, los cuatro escapados llevaban al pelotón ocho minutos.

Fuente, Viejo, Del Alamo y García-Roxín subieron con relativa tranquilidad el Pajares. Y el pelotón fue acortando distancias. En la cima se impuso García-Roxín. Y desde aquí a la meta, postrer esfuerzo para José Manuel Fuente, que en unión de José Luis Viejo, se fue por delante en busca de la victoria. ¿De su última victoria? Y Fuente fue acogido en la meta instalada en la urbanización Valgrande con una clamorosa ovación. Los aficionados no cesaban de gritar: !Fuente, Fuente, Fuente! Como más tarde lo harían también a la hora de disputarse el segundo sector de la jornada, en el circuitio de Mieres, que fue ganado por José Luis Viejo.

Y la victoria absoluta en esta XXII Vuelta Ciclista a los Valles Mineros la consiguió José Luis Uribezubía, como estaba previsto desde que la carrera llegó a Pola de Laviana. Y las plazas dos y tres las ocuparon definitivamente los asturianos Luis Balagé y José Casas. Y Manuel Antonio García Manzanillo se proclamó "rey" de la montaña, aunque igualado a puntos con José Casas.

En una palabra, en esta XXII Vuelta Ciclista a los Valles Mineros brillaron a gran altura los representantes de Asturias: Balagué fue el gran vencedor de la primera etapa, la que finalizó en Luarca. Y José Manuel Fuente impuso su ley en las rampas del Pajares, aunque en esta ocasión no rompiera la carrera como solía hacerlos en tiempos aún no muy lejanos. Pero demostró, eso sí, el mismo genio de siempre, pese a que su condición física – casi un año de inactividad y muy escaso entrenamiento – no era precisamente la mejor. Para José Manuel esta vuelta venía a ser algo así como una especia de examen. Lo aprobó, pero a la vez acusó el esfuerzo realizado y como consecuencia pronunció esa frase que ya hemos escrito en este mismo comentario.

-¿Será tu última carrera, José Manuel?

-Esta es cuestión que tengo que meditar bastante. Ahora mismo me encuentro cansado, pero de salud creo hallarme en condiciones para seguir en la brecha. Acusé el esfuerzo y las piernas me pesas como si fueran de plomo, pero todo esto es lógico. Ahora mismo sólo pienso en una cosa: irme a casa, a disfrutar de la vida hogareña al lado de los míos.

Resumiento, José Manuel Fuente todavía no ha decidido nada. Desde luego, no participará en la Vuelta Ciclista a Asturias, que era lo que tenía previsto antes de iniciarse la de los Valles Mineros. ¿Por qué se considera acabado para la práctica de un deporte tan duro como es el ciclismo? No es esa la cuestón.

- No me creo acabado. Ni mucho menos. No correré la Vuelta a Asturias por la sencilla razón de que mi equipo tampoco puede hacerlo. Por esas fechas se celebra el Campeonato de Italia de fondo en carretera y es obligatoria la participación de todos los corredores profesionales del país.

En una palabra, José Manuel Fuente no ha dicho en ningún momento que se retira, como aseguraba el rumor tanto en Valgrande como en Mieres.

Ayer lunes, todavía charlamos con José Manuel, quien nos dijo tajante.

- Yo no he dicho que me retiro. Señalé, eso sí, que estaba cansado, que había acusado el esfuerzo realizado. No sé quién pudo inventar la frase.

Así están las cosas. Fuente tenía ayer un magnífico aspecto y se mostraba optimista con respecto a su porvenir. Se había recuperado totalmente del esfuerzo realizado en la Vuelta a los Valles Mineros.

Archivo original