Biografía

 

Nacido en Limanes (Asturias), el 30 de septiembre de 1945, José Manuel Fuente Lavandera no tuvo mucha suerte en su carrera, puesto que se vio obligado a interrumpirla en agosto de 1975 debido a una gran afección renal. Fue una lástima, porque José Manuel se mostró siempre como un rodador de primera fila y un escalador excepcional. Apodado cariñosamente “El Tarangu”, adquirió pronto notoria popularidad. Por sus condiciones físicas se dedico preferentemente a las pruebas por etapas, en las que llegó a colocarse entre los mejores de su época.

Fuente se hizo ciclista profesional en 1970, año en el que partició por primera vez en la Vuelta a España, terminando en un puesto 16 bastante meritorio. Al año siguiente, sin embargo, no tuvo mucha fortuna en la Vuelta, que acabó en el puesto 54. Ese mismo ñao de 1971 disputaba el Tour y el Giro, terminando en los puestos 52 y 39, respectivamente. Debe destacarse sin embargo, de que en la ronda francesa ganara dos etapas y en la italiana, una, pero también el Gran Premio de la Montaña, lo que constituía toda una revelación. De todas formas, correr las tres rondas en un mismo año era, ya de por sí, toda una proeza. En 1972, Fuente disputó la Vuelta a España, que se adjudico merecidamente ganando una etapa y el Premio de la Montaña; y el Giro italiano, en el que confirmó su gran categoría al quedar segundo de la general, pero ganando dos etapas y el Gran Premio de la Montaña. Era toda una proeza porque debe tenerse en cuenta que el vencedor de aquel Giro fue “un tal” Eddy Merckx, nada menos que el considerado por muchos como el mejor corredor de todos los tiempos.

Logrado ya inscribir su nombre en el historial de la Vuelta, “Tarangu” deja esta prueba en 1973 para disputar la Vuelta a Suiza, que gana también, adjudicándose dos etapas y el Premio de la Montaña: el Tour, en el que termina tercero -detrás de Ocaña y Thévenet-; y el Giro, en el que se clasifica octavo tras ganar una etapa y el Premio de la Montaña. En 1974, vuelve a la Vuelta, para ganarla de nuevo tras adjudicarse dos etapas, y disputa también el Giro, en el que obtiene un meritorio quinto puesto tras adjudicarse nada menos que cinco etapas y el Premio de la Montaña. Esa fue, prácticamente, su gran despedida, porque el año siguiente, en 1975, después de ganar la subida a los Lagos de Enol, disputó el Tour, en el que hubo de abandonar por esa afección que obligaría más tarde, a los médicos a prohibirle la práctica del ciclismo. En 1976 intentó volver, pero los médicos se opusieron a ello rotundamente, por lo peligroso que esto podría resultar para su salud. Permitiéndole solamente participar en la Vuelta a los Valles Mineros donde alcanzó su última victoria en Pajares-Valgrande.

Como puede apreciarse, José Manuel Fuente fue un corredor de mucha calidad, que iba camino de hacerse con un brillante historial, pero a quien la afección renal ya mencionada le obligó a una retirada prematura. Fue una lástima, porque España con él hubiera ganado probablemente algunas rondas más, ya que poseía las cualidades necesarias para lograrlo.

Archivo original